MERCADO DE SANT ANTONI: UN IDILIO DE MÁS DE UN SIGLO

estado-del-mercado-sant-antoni-ayer-con-enorme-estructura-metalica-gran-cubierta-restauradas-con-obras-las-plazas-que-ganaran-entre-las-cuatro-alas-1478294260061-1

Texto por Manuel Lama Caballero.

Comenzaré haciendo un recordatorio del estupendo pregón de la Mercè de este año, esa es la Barcelona a la que yo, como tantos barceloneses, los de aquí y los que vinieron de pequeños también amamos; estamos enamorados de ella. La Barcelona plural, la que acoge, la que te seduce y conviertes en amante duradera; esa es mi Barcelona.

Desde mi puesto en el mercado dominical de Sant Antoni, cada domingo, desde hace ya 25 años, mantengo ese idilio con mi querida amante. He de decir que ella, que se hace querer mucho, tiene muchos novios. Así que yo tengo muchos adversarios, como Juan Carlos, un señor con barba prominente que busca entre libros cualquier texto que hable sobre el Románico, y que nunca falla a su cita: a las 7 de la mañana ya sonríe a su amada entre parada y parada. Por no hablar de Josecu, que busca ediciones antiguas de tebeos, aquellos que publicaba hispanoamericana; o Benito, lo suyo son los álbumes de cromos, esos que en los años 50 pegabas uno a uno. Son todos ellos los que ahora, ya mas crecidos, acompañan a sus hijos o nietos a Sant Antoni los domingos por la mañana.

Puedo asegurarles que, después de 25 años, sigo mi romance con este trocito de Barcelona; es un espectáculo, por no hablar de los ‘guiris’ despistados  que quedan alucinados al vernos allí y hacen fotos y te preguntan: ¿“Pero esto qué es”?

Pues esto es una parte de la historia maravillosa de esta nuestra querida amante, de nombre Barcelona, que desde hace unos casi 100 años es una explosión  cultural sin precedentes, una llamada a la libertad de pensamiento, un querer estar vivo entre libros y más libros, y que como mínimo hace merecer a esta Barcelona a la que, como los protagonistas del pregón de Pérez Andújar, los que estaban, los que vinieron de pequeños,  quisiéramos hacernos viejecitos con ella.

Pero parece ser que el Ayuntamiento de Barcelona, desde el inicio del proyecto de remodelación de este estupendo mercado de Sant Antoni, se había olvidado de nosotros…  Qué pena tratar así a una dama tan ilustrada, tan leída y tan llena de dibujos, de poesía, como es nuestra ciudad.

Solo quisiera recordarle al Ayuntamiento, por si no había pensado en ello, que lo que hace grande a una ciudad, no son sus Caprabos, Mercadona, Zara … Lo que hace grande a una ciudad es su gente, en este caso, todos los que apuestan por su singularidad a través de este tan singular mercado del domingo de Sant Antoni.

Señores del ayuntamiento, no rompan una historia de amor que dura ya 100 años, una relación que perdura domingo tras domingo en un océano de libros, revistas, dvd, vinilos, cómics….

La fuerza la dan las personas con sus actos, y Barcelona y sus amantes, que son muchísimos quieren apostar por la ciudad de los libros, por favor no lo estropeen.

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s